Bienvenidos a México

Historia del Estado de Durango

Los vestigios más antiguos de los primeros pobladores en el territorio del actual Estado de Durango, datan del periodo arcaico entre los años 14000 y 7000 a.C.

A la llegada de los españoles la región era habitada por pueblos indígenas huicholes, coras, tepehuanos, tarahumaras, acaxees, humas, hinas y xiximes. Estos últimos cuatro asentados en la región de las Quebradas y siempre en guerra entre ellos.

El inicio de la exploración española al territorio, se dio en 1531 con la expedición de Nuño Beltrán de Guzmán. En las décadas posteriores otros conquistadores exploraron la región realizando conquistas que no prosperaron, entre ellos Cabeza de Vaca, Ginés de Mercado Vázquez y Juan de Tapia.

Entre 1554 y 1567, Francisco de Ibarra exploró la región y fundó varios asentamientos entre ellos la villa de Durango el 8 de julio de 1563. A los territorios descubiertos se les denominó Reino de Nueva Vizcaya.

La evangelización de los indígenas habitantes del territorio estuvo a cargo inicialmente de los franciscanos y posteriormente de los jesuitas. Varios poblados surgieron por la labor evangelizadora de los religiosos. Las grandes rebeliones de los tepehuanos y tarahumaras entre los siglos XVII y XVIII pusieron en riesgo la permanencia de varios de estos asentamientos, haciéndose necesario el establecimiento del sistema de presidios para defenderlos.

El 4 de diciembre de 1786, a raíz de las reformas Borbónicas, se expide la Real Ordenanza de Intendencias expedida por el rey Carlos III, con la que se dividió administrativamente el Virreinato de la Nueva España en 12 Intendencias, una de ellas, la Intendencia de Durango o Nueva Vizcaya.

La participación de Durango en la independencia brotó con la rebelión del coronel José Gerónimo Hernández en los llanos de Tapias, Cuencamé, el 25 de diciembre de 1810. Levantamiento que fue controlado por el teniente Ángel Pinilla Pérez, obligándolo a huir y dispersar sus fuerzas.

Durante el periodo de 1810 a 1820 Durango quedó asilado de los movimientos sociales y políticos que ocurrieron en el sur de la Nueva España. Sin embargo el 6 de septiembre de 1821 se produjo en Durango, uno de los combates que dieron fin al movimiento de independencia donde Pedro Celestino Negrete derrotó al general José de la Cruz, con lo cual cayó el último bastión del realismo y se consumó la independencia.

Uno de los principales personajes duranguenses que destacaron en el movimiento de independencia fue Guadalupe Victoria, quien se unió las fuerzas insurgentes desde 1812 y quien en 1824, luego de ser sancionada el Acta Constitutiva de la Federación, fue elegido como el primer Presidente.

El 19 de julio de 1823, el Congreso Nacional divide a la Nueva Vizcaya en dos Provincias: Chihuahua y Durango. El 31 de enero de 1824 mediante el acta constitutiva de la Federación, el Congreso Nacional, define a la Nación como República Federal Representativa. Se conformó con 19 estados, entre los cuales estaba el Estado Interno del Norte, constituido por las Provincias de Durango, Chihuahua y Nuevo México.

El 22 de Mayo del mismo año Durango pasó a ser Estado de la Federación y el 8 de septiembre se instaló el primer Congreso Constituyente del Estado, en el que se designó como primer gobernador a Rafael Bracho. El 1 de Septiembre de 1825 se expidió la primera Constitución Local.

Arriba

Fuente:

Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal INAFED
Durango al dia