Bienvenidos a México

Concesiones Papales

Las condiciones políticas y religiosas de la Europa de finales del siglo XV propiciaron un fortalecimiento de las relaciones entre el Papado y los Estados Católicos, cambiando el orden que las presidían. Para enfrentarse a la Reforma, el Papado requería del poder militar y político de los monarcas Católicos, a cambio estos fueron revestidos de poder para tomar decisiones eclesiásticas que solo correspondían al Papado.

El descubrimiento de los nuevos territorios representó una excelente oportunidad para los monarcas hispánicos de establecerse como los máximos defensores de la fe católica, además de simbolizar la mejor justificación para la conquista y la colonización. Por su parte otorgó al Papado la ocasión para incrementar el número de fieles católicos, extendiendo su alcance territorial.

Bulas Alejandrinas

Bulas AlejandrinasBajo este nombre se conoce el conjunto de documentos suscritos por el Papa Alejandro VI en 1493, con los cuales legitima la ocupación española de las "Indias Occidentales", actual América y otorgó a los Reyes Católicos (Isabel de Castilla y Fernando de Aragón), la autorización y facultades necesarias para evangelizar a los habitantes de las tierras descubiertas apenas un año antes por Cristóbal Colón.

También llamadas bulas de partición, porque el Papa Alejandro VI determinó el futuro del Nuevo Mundo en esos documentos. El Papa dividió la Tierra en dos: estableció una línea cien leguas al Oeste de Cabo Verde; al Este de ella todo pertenecía a Portugal y al Oeste de la misma a España. Finalmente, España y Portugal firmaron el Tratado de Tordesillas en junio de 1494 por el que se corrió la línea a 370 leguas al Oeste de las Azores. Gracias a este acuerdo, Portugal se quedaría más tarde con Brasil.

A través de estas bulas el Papa también asignó a los reyes de Castilla y Aragón el monopolio del comercio con las tierras descubiertas, prohibiendo bajo pena de excomunión que cualquier cristiano navegara a ellas sin licencia expresa de los Reyes Católicos. En contrapartida de la donación, les impuso a los reyes la obligación correspondiente de evangelizar las tierras concedidas.

El tratado que repartía generosamente las tierras ajenas en nombre de Dios, generó indignación entre los demás reyes de Europa lo que motivó a que el rey de Francia Francisco I impusiera la doctrina según la cual los derechos de posesión debían ser determinados por la ocupación efectiva de los territorios y armó varias expediciones hacia las nuevas tierras con patentes de corso. En poco tiempo comenzaba la expansión europea y Francia sería seguida por Inglaterra y Holanda.

Arriba

Real Patronato Indiano

A través del Real Patronato Indiano el Papa otorgó libertades y potestades especiales a la Corona Española convirtiéndola en la máxima autoridad eclesiástica en los territorios bajo su dominio. Fue expedido por el Papa Alejandro VI en noviembre de 1501 y confirmado por el Papa Julio II en 1508.

Los poderes monárquicos para regir la Iglesia abarcaban el envío y selección de los misioneros, el cobro del diezmo, definir los límites de las diócesis y presentar las ternas para la elección de arzobispados y obispados. En 1539 el emperador Carlos V exigió que las peticiones de los obispos a la Santa Sede pasen por su mano, imponiendo el pase real a los documentos pontificios para poder ser ejecutados.

A cambio de estos importantes privilegios la Corona se encargó de financiar la obra evangelizadora. El poder político adquirió el deber de establecer la Iglesia y ayudarla en su obra de evangelización, y recayó sobre las autoridades civiles la obligación de fundar iglesias y edificios de culto, así como de dotarlas adecuadamente para su sostenimiento y el de los clérigos a su servicio.

El Real Patronato permitió que la misión evangelizadora en la Nueva España fuera dotada con numerosos misioneros, contara con los recursos monetarios suficientes y, sobre todo, facilitara la ampliación de su cobertura territorial. Sin embargo, tuvo también otras consecuencias no favorables a la perspectiva papal, como el sometimiento de la Iglesia al poder monárquico, el aislamiento de Roma y la distensión de la disciplina eclesiástica y religiosa al debilitarse la autoridad de los obispos y superiores religiosos.

Fuente:

Biblioteca Jurídica Virtual
El Historiador
Wikipedia La Enciclopedia Libre
Imagen: «Kmska Titiaan - Jacopo Pesaro bisschop van Paphos voorgesteld door paus Alexander VI Borgia aan de heilige Petrus - 28-02-2010 13-56-55» de Tiziano - Trabajo propio photo taken on 2010-02-28. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons