Bienvenidos a México

La Inquisición Episcopal en México

En 1534 a partir del nombramiento del fraile franciscano Juan de Zumárraga como primer obispo en México y hasta 1571 cuando se instauró oficialmente el Tribunal del Santo Oficio, la responsabilidad inquisitoria recayó en los obispos en virtud de la antigua facultad que tenían para proceder judicialmente contra los herejes.

Fray Juan de Zumárraga tuvo que lidiar con el delicado problema ocasionado por los indios recientemente evangelizados y convertidos al cristianismo que continuaron clandestinamente practicando sus rituales ancestrales que incluían hasta el sacrificio de seres humanos y que eran considerados por los españoles como actos idolatras y abominables.

Zumárraga inicio múltiples procesos en contra de indios idolatras entre los cuales el más destacado corresponde al que desarrolló en 1539 contra Carlos Ometochtzin cacique de Texcoco, quien fue condenado por herejía y muerto en la hoguera. Por este proceso Zumárraga fue censurado por el Consejo de la Suprema Inquisición por considerar que la sentencia fue exagerada dado que los indios eran muy nuevos en el cristianismo. A partir de entonces se excluyeron a los indios del rigor de la inquisición y este privilegio se mantuvo a lo largo de los siglos coloniales.

En 1544 Zumárraga fue relevado por el licenciado Francisco Tello Sandoval quien arribó con el cargo de Visitador y revestido del título de inquisidor apostólico. Su visita duró hasta inicios de 1547 cuando regresó a España con el concepto de la imperiosa necesidad de establecer el tribunal del Santo Oficio y delegar personal especializado en esta labor. Pero solo fue hasta 1569 cuando el Rey Felipe II estableció por cedula real el tribunal de Santo Oficio en la Nueva España.

Fuente:

Destiempos
Monografias.com
Valle Najerilla