Bienvenidos a México

La llegada de los Jesuitas a México

Los primeros catorce jesuitas llegaron a México por San Juan de Ulúa, Veracruz, el 9 de septiembre de 1572 y a la ciudad de México el 28 del mismo mes. En un principio la Corona Española consideró suficiente el número de misioneros en América, razón por la cual retrasó la autorización a los jesuitas.

Desde su llegada en 1572 hasta 1588 se dedicaron principalmente a la fundación de colegios y universidades en las ciudades pobladas por españoles y a partir de 1589 iniciaron la fundación de misiones para los indios de las zonas selváticas y apartadas.

Por su perseverancia, preparación, habilidad de lenguas y amable trato, fueron escogidos para evangelizar y pacificar a los indómitos guerreros Chichimecas que habitaban en el norte del país. Los Chichimecas se habían convertido en un gran obstáculo para los intereses expansionistas de los conquistadores españoles, quienes ni por la fuerza habían podido doblegarlos. Esta tarea ya antes había sido emprendida por los franciscanos pero no tuvieron éxito. Los jesuitas realizaron una heroica acción misionera, casi siempre regada con la sangre del martirio y a causa de la hostilidad de los indómitos nativos.

Los Jesuitas formaron poblados entorno a sus misiones, en donde se brindaba refugio y protección a los indígenas que aceptaban recibir la educación cristiana. La comunidad se componía de una iglesia y a su alrededor se construían casas de adobe para los frailes evangelizadores, soldados y familias nativas. También se dotaban de una escuela en donde enseñaba la religión, alfabetizaban y formaban en técnicas de agricultura y otros oficios como artesanía, ganadería y minería. El propósito era que los nuevos cristianos tuvieran un lugar donde pudieran vivir dignamente y pudieran conseguir su sustento. Conformaron así, pequeñas comunidades con una estructura económica básica y autosuficiente.

Los Jesuitas se asentaron con relativa rapidez en Guanajuato, San Luis Potosí y Coahuila, para después extenderse al norte llegando hasta Baja California, Sonora, Sinaloa, Chihuahua y Durango.

Fuente:

Profesor en Línea