Bienvenidos a México

El Tribunal del Santo Oficio en México

El 25 de enero de 1569 Felipe II por Cédula Real estableció el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición en la Nueva España. Una segunda Cédula del 16 de agosto de 1570 estipuló la jurisdicción del Tribunal, que comprendía el Virreinato de la Nueva España e incluía Filipinas, Guatemala y el obispado de Nicaragua. El 2 de noviembre de 1571 se estableció formalmente el Tribunal del Santo Oficio en la ciudad de México.

Se creaba así un tribunal novohispano de la Inquisición, apolítico y profesional, bajo las órdenes del Inquisidor General y jueces relacionados con su Institución homónima española. Se designó como primer inquisidor de la Nueva España a Pedro Moya de Contreras. Se nombró como secretario del Secreto a Pedro de los Ríos y fiscal a Alonso de Bonilla respectivamente.

Su función era detectar y llevar a juicio a toda aquella persona que contradijera doctrinalmente el dogma católico, así como procesar a personas que eran denunciadas por sospechosas de hechicería, bigamia y otros delitos. El primer auto de fe del Tribunal del Santo Oficio de la Nueva España se realizó a principios de 1574 en la ciudad de México.

Una de las Instrucciones dadas a los nuevos inquisidores de México era la de no proceder contra los indios. Los indios, considerados neófitos en la fe quedaron al margen del fuero inquisitorial, como medida prudencial dadas las consecuencias de los excesos cometidos en la represión de la idolatría indígena.

El Tribunal del Santo Oficio en la Nueva España combatió con energía la introducción de cualquier tipo de obras que atacaran la fe, la moral o las instituciones. Diversas disposiciones y normas fueron expedidas tendientes a vigilar cualquier tentativa de introducir libros prohibidos en las colonias.

Fuente:

Destiempos
Monografias.com
Valle Najerilla