Bienvenidos a México

Expansión Territorios de México

Durante el Siglo XVI, nuevos territorios se van anexando a la geografía de colonización del naciente Virreinato de la Nueva España. Estos terrenos son producto de expediciones realizadas por exploradores que incursionan en áreas al margen de la frontera, hasta el momento colonizadas.

No se habla de territorios de conquista sino de poblamiento y subordinación. Es un medio de pacificación. Las Capitulaciones son convenios celebrados con el Rey y un capitán militar, que conceden ciertos privilegios o mercedes reales por el servicio de someter un espacio más al servicio de la Corona española.

Estos contratos estaban geográficamente bien delimitados para evitar que existiera por parte del jefe de esas expediciones, incursiones a terrenos fuera del compromiso inicial. Los asientos que definen las Capitulaciones son la primera forma de organización del territorio como unidad administrativa. Ante evidentes controversias, las Audiencias mediaban para su resolutiva o bien se dejaba al Consejo de las Indias.

Luego de la Conquista, se hicieron múltiples divisiones políticas a nuestro territorio. La primera división política obedeció a las campañas militares de los inicios del Virreinato. De esta forma, el territorio sometido por Hernán Cortés tomó el nombre del reino de la Nueva España y comprendía prácticamente todo el centro del país, desde el Océano Pacífico al Golfo de México, y desde San Luis Potosí hasta el istmo de Tehuantepec. Su centro político y económico fue la ciudad de México.

El Reino de Nueva Galicia abarcó gran parte del occidente de la nación en lo que hoy son los estados de Jalisco y Zacatecas; formó parte, en un principio, del Reino de la Nueva España pero, por su importancia comercial, posición estratégica y el crecimiento notable de su principal ciudad, Guadalajara, se le otorgó una disposición real para su separación tras las conquistas de Nuño de Guzmán. En el noroeste, encontramos que Francisco de Ibarra fundó el Reino de Nueva Vizcaya — cuya ciudad principal fue Durango y abarcaba desde California hasta Sinaloa —llamado anteriormente Reino de Nueva Navarra—. Identificamos también el Reino de Nuevo León, hoy estado de Nuevo León— al que también perteneció el de Nuevas Filipinas, que después se conoció como Texas. Por último, Francisco de Montejo estableció el gobierno de Yucatán abarcando toda la península del mismo nombre y al actual estado de Tabasco.

Virreinato de Nueva España
Mapa del Virreinato de Nueva España Maximos Territorios

Desde el establecimiento del Virreinato hasta 1789 la Nueva España estuvo divida en reinos y provincias, en la forma siguiente:

1. Reino de México que comprendía las provincias de México, Tlaxcala, Puebla, Oaxaca y Valladolid.

2. Reino de Nueva Galicia, con las provincias de Jalisco, Zacatecas y Colima.

3. Nuevo Reino de León.

4. Gobernación de la Nueva Vizcaya, que comprendía los actuales estados de Durango y Chihuahua.

5. Gobernación de Yucatán compuesta por las provincias de Mérida, Tabasco y Campeche.

6. Provincia de Texas o Nueva Filipinas

7. Provincia de Coahuila o Nueva Extremadura

8. Provincia de Sonora y Sinaloa o Nueva Navarra

9. Provincia de Nuevo México o Santa Fe.

10. Provincia de las Californias

11. Provincia del Nuevo Reino de Toledo o Nayarit

12. Colonia del Nuevo Santander, actualmente Tamaulipas.

El Jefe de todos estos reinos, provincias, gobernaciones y colonias era el Virrey quien delegaba sus atribuciones en cada dependencia en un gobernador militar y administrativo. Cuando los pueblos de indios y mestizos crecían en habitantes y en importancia, se les designaba como Alcaldías Mayores, a cargo de un alcalde Mayor. Los pueblos habitados en su mayoría por españoles se les llamaba Corregimientos, a cargo de un corregidor. Estos funcionarios cuidaban del orden, de la limpieza, de la construcción de caminos, de recoger los tributos y perseguir a los delincuentes.

Fuente:

Soñando un Mexico Mejor