Bienvenidos a México

Nuevo Reino de León 1582

El Nuevo Reino de León fue un territorio administrativo del Imperio español, políticamente gobernado y dependiente del Virreinato de la Nueva España y eclesiásticamente dependía de la Nueva Galicia. Su ubicación se encontraba en el área que corresponde generalmente al actual estado de Nuevo León.

Luis Carvajal y de la Cueva fue el fundador del Nuevo Reino de León y de la ciudad de Monterrey. Ante el Consejo de Indias en 1579 propuso conquistar, colonizar y pacificar todos los puertos desde el río Pánuco hacia el norte, hasta Santa Helena en la costa del Atlántico al norte de la Florida y al oeste para poblar el territorio entre Tampico y las minas de Mazapil y Zacatecas. El objetivo era extender la exploración y la colonización de la Nueva España del Atlántico al Pacífico, pues se creía que al norte había un paso en el que se unían los dos océanos. El Consejo recomendó la propuesta al rey Felipe II quien firmó las capitulaciones el 31 de mayo de 1579.

Carvajal recibió el cargo de Gobernador y Capitán General con autoridad para descubrir, pacificar y poblar una nueva provincia que se denominó Nuevo Reino de León abarcando su jurisdicción desde el oeste del puerto de Tampico hasta los límites de Nueva Galicia y Nueva Vizcaya y al norte en territorio inexplorado doscientas leguas adentro de Tampico, en un extenso territorio de límites indefinidos entre los actuales México y Estados Unidos (el actual estado de Nuevo León y el suroeste del actual estado de Texas).

Para estimular la emigración, consiguió que se ignorara el requisito habitual que impedía a los cristianos nuevos embarcarse para las Indias (se exigían tres generaciones de antepasados cristianos). Embarcó en El Santa Catalina con cien familias provenientes de Portugal con las que llegó a su destino en 1580. Al tomar posesión de sus dominios se estableció inicialmente en un lugar antes llamado Santa Lucía, y en 1582 fundó otro asentamiento que denominó Villa de San Luis Rey de Francia (luego Monterrey). El Nuevo Reino de León, prosperó con el asentamiento de colonos de Portugal y España, muchos de los cuales eran descendientes de judíos conversos.

Fuente:

GUSTO POR LA HISTORIA