Bienvenidos a México

Fray Bartolomé de las Casas

Fray Bartolomé de las Casas (1484 – 1566)

Nació en Sevilla, España en 1484 y murió en Madrid, España en 1566. Fue encomendero español en la isla de La Española y luego fraile dominico. Fue obispo de Chapas y fue meritorio al título de “protector universal de todos los indios de las indias”.

Llego a La Española en 1502 junto con su padre en busca de riqueza y durante doce años fue encomendero empleando a los indios para explotar la tierra. En 1507 se ordenó como sacerdote diocesano siendo el primero en el Nuevo Mundo. En 1514 renunció a sus encomiendas y empezó a predicar en contra de ese sistema por considerar que esclavizaba a los indios.

En 1517 promulgó ante Carlos I un proyecto de colonización pacifica donde los indígenas pudieran vivir en poblados con tierras comunes, organizados administrativamente y pagando tributos justos a la corona. Este proyecto de "comunidades", años después se transformó en el "corregimiento" o pueblo libre bajo la corona.

Ver: Más personajes de la Evangelización de México

En 1522 Ingresó a la orden de hermanos Dominicos y en 1528 fue nombrado Prior en Puerto Plata desde donde denuncio ante el Consejo de Indias el mal trato a los nativos, lo que dio origen a que en 1530 se expidiera una ley prohibiendo la esclavitud de los indios.

En 1537 dirigió con éxito en Tezulutlán (tierra de guerra) Guatemala, un proceso de colonización pacifica, en la que en apenas dos años logro el sometimiento y la conversión de los indios sin derramar una sola gota de sangre.

En 1539 de regreso en España inspiró a la Junta Magna en Valladolid para que en 1542 promulgara las “Leyes Nuevas de Indias” que ponían a los indígenas bajo la protección de la Corona y buscaban mejorar sus condiciones de vida.

En 1544 fue consagrado como Obispo de Chiapas, llegando con un contingente de 45 frailes dominicos, el mayor reunido hasta entonces, con los cuales procuró formar una diócesis modelo. Sin embargo fue censurado por sus ideas radicales respecto a la libertad e independencia de los indios, lo cual puso en riesgo su vida y lo obligó a renunciar en 1547 y regresar a España.

Se recluyo en la vida conventual y dedicó el resto de sus días a defender sus ideas, siendo frecuentemente consultado en la Corte sobre cuestiones de América. Redacto varios tratados y escritos entre los cuales se destacan: "Historia general de las Indias", "El único modo de atraer a todas las gentes a la verdadera fe" y "Brevísima relación de la destrucción de las Indias".

Como religioso y como estadista ante la corte, dedicó 50 años de su vida a defender la causa de los indios y lo hizo así ante cuatro reyes españoles y tres papas, cruzando el atlántico en diez ocasiones. Fue controversial, censurado y muchas veces calumniado, pero nunca abandonó su empresa por la justicia de los indios y sus derechos civiles.

Fuente:

Ciudad Seva