Bienvenidos a México

Fray Diego de Landa

Fray Diego de Landa (1524 – 1579)

Nació en Cifuentes, España en 1524 y murió en Mérida, Yucatán en 1579. Misionero franciscano y obispo de la arquidiócesis de Yucatán.

Llego a Yucatán en Agosto de 1549 junto con otros cinco franciscanos. Al llegar inaugura la Misión de San Antonio y es nombrado ayudante del guardián de Izamal. Por tres años viajó por toda la península de Yucatán evangelizando a los indios y aprendiendo las costumbres y la lengua maya.

En 1552 es nombrado guardián y se le encarga la construcción del convento de San Antonio de Padua de Izamal. En 1556 fue nombrado definidor y custodio de la provincia de Yucatán. En 1560 fue nombrado como guardián del convento de Mérida. En 1561 cuando Yucatán y Guatemala formaron una sola provincia fue nombrado Provincial y a falta de obispo se convirtió en la mayor autoridad eclesiástica de toda la provincia.

En 1562 llevó a cabo con la ayuda del alcalde mayor Diego de Quijada un proceso inquisitorial contra un grupo de caciques indígenas por mantener practicas paganas, el cual concluyó con el famoso Auto de Fe de Maní. En este fueron incinerados y destruidos un gran número de objetos sagrados, imágenes de culto y códices de la cultura maya.

Ver: Más personajes de la Evangelización de México

Por la severidad con la que desarrolló este proceso inquisitorial, el recién llegado Obispo Francisco Toral y el defensor de los indios Rodríguez Vivanco, presentaron acusaciones en su contra ante Felipe II, razón por la cual tuvo que renunciar a su cargo y regresar a España en 1564 para asumir su defensa.

Justificó sus acciones en las Breves papales que permitían a los provinciales en América actuar como inquisidores. Durante el proceso el obispo Toral se retractó de las imputaciones que hizo contra el Provincial. Finalmente en 1569 se dictó la sentencia absolutoria a su favor.

Durante su permanencia en España escribió su obra “Relación de las cosas de Yucatán”, en la cual expone la historia, las creencias religiosas y el modo de vida de los mayas. Es sin duda una fuente invaluable de conocimientos para entender el mundo maya de la época de la conquista.

En 1571 tras la muerte del obispo Francisco Toral, fue propuesto para sucederlo y el 15 de noviembre de 1572 fue consagrado obispo de la arquidiócesis de Yucatán. Regresó en octubre de 1573 ocupando el obispado de esta provincia por seis años hasta el momento de su muerte el 29 de abril de 1579.

Ha sido siempre criticado por haber destruido los códices mayas pero también redimido por compensar su falta al escribir su obra “Relación de las cosas de Yucatán”, la cual es hoy en día una de las principales fuentes de conocimiento sobre los antiguos mayas y su cultura.

Fuente:

Alcarrians, Personajes destacados