Bienvenidos a México

Fray Juan de Zumárraga

Fray Juan de Zumárraga (1468 – 1548)

Nació en Durango, México en 1468 y murió en la ciudad de México el 3 de junio de 1548. Religioso franciscano. Fue el primer obispo de la diócesis de la ciudad de México y el primer Arzobispo de México.

Para su nombramiento como obispo de México, fue presentado directamente por el Rey Carlos I en diciembre de 1527, quien además le otorgó el título de "protector de los indios". Llegó a México en 1528 antes de consagrarse como Obispo. Las Bulas de 1530 erigieron canónicamente el obispado de la ciudad de México y en 1533 Zumárraga fue consagrado obispo en Valladolid.

Los primeros años de su prelacía fueron de constante conflicto con el poder civil en cabeza de la Real Audiencia de Nuño Beltrán. Ejerció oposición y logró reversar varias de sus disposiciones al considerar que eran excesivas y violaban los derechos de los indios.

Fundó los colegios de Santa Cruz de Tlatelolco y San Juan de Letrán, creó el primer hospital, al que nombró hospital de Amor de Dios. Fue fundador de la Real y Pontificia Universidad de México, actualmente Universidad Nacional Autónoma de México. Fundó en el Convento de San Francisco de la Ciudad de México la primera biblioteca del continente americano. Hizo traer de Europa la primera imprenta de América en la que publicó varios de sus escritos que tuvieron gran importancia en el proceso de evangelización.

Ver: Más personajes de la Evangelización de México

De 1536 a 1543 ejerció el cargo de inquisidor apostólico y llevó 183 causas principalmente por idolatría entre líderes indígenas. Llevó el proceso contra el cacique de Texcoco que terminó en la ejecución de este en la hoguera y por el cual se ganó la censura de la Corte. Este caso hizo replantear los alcances de la jurisdicción inquisitorial y dejó fuera de esta a los indígenas por considéralos neófitos en la fe.

Fue además, el principal testigo de la aparición de la imagen de la Virgen de Guadalupe en la tilma del indígena Juan Diego. Se le atribuye la construcción del templo en el cerro del Tepeyac como respuesta a la solicitud de la Madre Santísima.

Fuente:

FrateFrancesco.org