Bienvenidos a México

Pánfilo de Narváez

Pánfilo de Narváez (1470 – 1528)

Conquistador español. Se presume que nació en Navalmanzano (Segovia) en el año 1470 y murió en La Florida en 1528. Tomó parte en la conquista de Cuba (1512) a las órdenes de Velázquez. Posteriormente fue enviado por éste a México para someter a Cortés, que lo hizo prisionero (1520) y lo mantuvo encarcelado tres años. En 1526 organizó una expedición a Florida, muriendo en un naufragio frente a las costas de Texas.

Siendo muy joven se trasladó a Jamaica, donde sirvió a las órdenes de Juan de Esquivel. Participó con el grado de capitán en la expedición de Velázquez de Cuéllar a Cuba (1512). Exploró las tierras interiores de Cuba fundando varias poblaciones. Al regresar a España solicitó el título de adelantado para Velázquez de Cuéllar. Éste, en pago por el favor, le encomendó la misión de capturar a Hernán Cortés .

Pánfilo de Narváez trató de negociar con Cortés su rendición, pero este hábilmente prolongó las negociaciones mientras conseguía la división y la deserción de buena parte de la tropa de Narváez. Debilitado, fue atacado la noche del 24 de mayo de 1520 por Cortés, quien provocó numerosas bajas entre su ejército. Narváez fue herido (perdió un ojo) y encerrado en la fortaleza de Veracruz, para posteriormente ser trasladado a la ciudad de Coyoacán.

Una vez libre, fue comisionado por el rey Carlos I de España para conquistar La Florida con el título de Adelantado, además del título de Gobernador de todas las tierras que descubriese desde el río de las Palmas hasta los confines de la península de La Florida. Narváez partió del puerto de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) en junio de 1527, al mando de una flota de cinco buques y unos seiscientos hombres. En Cuba, fueron sorprendidos por tormentas y deserciones, que debilitaron la expedición y no arribó a las costas de la Florida sino hasta abril de 1528.

Narváez desembarcó con trescientos de sus hombres, envió a sus barcos a un puerto conocido por sus pilotos cerca del río de Las Palmas y se internó en territorio de nativos hostiles en busca de oro. Narváez no encontró grandes riquezas, y cansado de luchar contra los nativos, hizo construir cinco canoas en las que se hizo a la mar. Siguiendo la costa hacia occidente, intentó llegar hasta México, pero las frágiles embarcaciones fueron sorprendidas por una gran tormenta, muy cerca del delta del río Misisipi. Narváez y la mayoría de sus acompañantes perecieron ahogados.

Fuente:

La web de las Biografías