Bienvenidos a México

Abolición del Virreinato

La abolición del virreinato se dio con la declaración de la Constitución de Cádiz en 1812. La constitución fue promulgada y jurada en Nueva España el 30 de septiembre de 1812 por el virrey Venegas y estuvo en vigencia en el territorio mexicano hasta 1814 y luego de 1820 a 1821.

De conformidad con el sistema constitucional, el Virreinato de Nueva España y los demás existentes en la América española se extinguieron y quedaron divididos en una serie de provincias jurídicamente iguales, totalmente autónomas, sin ninguna relación institucional entre sí y dependientes directamente de Madrid.

Las provincias estaban gobernadas política y administrativamente por un Jefe Político Superior nombrado por el rey y una diputación provincial de siete miembros, elegidos popularmente mediante un sistema de sufragio indirecto. Las provincias se subdividían en partidos, gobernados por jefes políticos subalternos.

Ver: Más del Virreinato de Nueva España

En 1812 el territorio del ex virreinato de Nueva España quedó dividido en seis provincias:

* Provincia de Nueva España con capital en la ciudad de México y comprendía las provincias de México, Michoacán, Oaxaca, Veracruz, Puebla, Tlaxcala y Querétaro.

* Provincia de Nueva Galicia con capital en Guadalajara y comprendía las provincias de Jalisco, Colima, Nayarit y Zacatecas.

* Provincia de Yucatán con capital en Mérida y comprendía las provincias de Yucatán, Campeche y Tabasco.

* Provincias Internas de Oriente con capital en Monterrey y comprendía las provincias de Nuevo León, Coahuila, Nuevo Santander y Texas.

* Provincias Internas de Occidente con capital en Durango y comprendía las provincias de Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Nuevo México y las Californias.

* Provincia de Guatemala que comprendía las provincias de Chiapas, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

El primer jefe político superior de Nueva España fue Francisco Javier Venegas de Saavedra, al que sucedió en 1813 Félix María Calleja del Rey. El 11 de diciembre de 1813 Fernando VII recuperó la corona española de manos de Napoleón Bonaparte y el 4 de mayo de 1814 declaró nula la Constitución de Cádiz restableciendo así la monarquía absolutista. El 11 de agosto de 1815 restableció el Virreinato de Nueva España, disolvió las diputaciones provinciales y Félix María Calleja pasó a la posición de virrey de la Nueva España.

El 10 de Marzo de 1820, debido a una sucesión de sublevaciones en la península ibérica, Fernando VII se vio obligado a jurar la Constitución Cádiz, entrando esta nuevamente en vigencia. El 31 de mayo de 1820 fue proclamada por última vez en Nueva España por el virrey Juan Ruiz de Apodaca.

Ese año las cortes españolas accedieron a convertir en provincias a todas las antiguas Intendencias con lo que se añadieron dos más:

* Provincia de San Luis Potosí con capital en San Luis Potosí y comprendía las provincias de San Luis Potosí y Guanajuato.

* Provincia de Nicaragua que comprendía las Provincias de Nicaragua y Costa Rica.

En marzo de 1820, al restablecerse el régimen constitucional, el virrey Juan Ruiz de Apodaca, pasó a la posición de jefe político superior y perdió la autoridad política y administrativa sobre los territorios del antiguo virreinato que no pertenecían a la restituida Provincia de Nueva España. En julio de 1821 fue destituido y Francisco Novella ocupó el gobierno de facto de la Provincia de Nueva España hasta el arribo del nuevo designado Juan de O'Donojú.

El 24 de agosto de 1821 O'Donojú en su posición de jefe político superior de Nueva España suscribió con el caudillo independentista Agustín de Iturbide, el Tratado de Córdoba para la independencia de México.

Fuente:

Wikipedia