Bienvenidos a México

Himno Nacional de México

El Himno Nacional Mexicano es uno de los tres símbolos patrios oficiales de México. Pese a conocerse y usarse como tal desde 1854, solo se hizo oficial desde 1943 a partir de un decreto expedido por el presidente Manuel Ávila Camacho.

La letra del himno alude a victorias mexicanas en batallas y trata sobre la defensa de la patria. Sus estrofas y estribillo fueron compuestas por el poeta potosino Francisco González Bocanegra en 1853, mientras que su música, obra del músico español Jaime Nunó, fue compuesta al año siguiente.

En su versión original, el himno está compuesto por diez estrofas, pero en los noventa años que pasó para su oficialización pasó por varias modificaciones o intentos de modificación, quedando reducido solo a cuatro estrofas y el estribillo a partir de 1943, cuando fue oficializado.

La versión oficial del Himno Nacional de México está publicada en la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales. Consiste en el coro y las estrofas I, V, VI y X de la versión original, compuesta por González Bocanegra.

El texto y la música, autenticados por los Tres Poderes de la Unión, se encuentran en el Archivo General de la Nación, en la Biblioteca Nacional y en el Museo Nacional de Historia.

Himno Nacional de Mexico
HIMNO NACIONAL DE MÉXICO

Conoce la historia del Himno Nacional de México

1821 José Torrescano creó la primera composición del Himno Nacional Mexicano. Sin embargo esta obra alcanzó poco grado de aceptación del público.

1839 La Academia de San Juan de Letrán lanzó una convocatoria con el propósito de crear la letra de un Himno Nacional de México. A la convocatoria llegaron 30 composiciones, de las cuales dos fueron seleccionadas: la del estadounidense Andrew Davies Bradburn y otra del poeta Félix María Escalante; aunque tampoco fueron del gusto del pueblo.

1850 Otro intento fallido que registra la Historia del Himno Nacional de México, fue el del poeta, de origen cubano, Juan Miguel Lozada y del compositor europeo Carlos Boscha.

1853 Antonio López de Santa Anna convocó el 12 de noviembre de 1853, a través de Miguel Lerdo de Tejada, a un nuevo concurso literario-musical.

1854 La letra triunfante del concurso fue "Volemos al combate, a la venganza y el que niegue su pecho a la esperanza, hunda en el polvo la cobarde frente", del potosino Francisco González Bocanegra. No obstante, la música elegida fue la de Giovanni Bottesini que posteriormente, se descartó por falta de aceptación. Después del rechazo popular hacia la obra de Bottesini, se organizó otro certamen del que resultó ganador Jaime Nunó y su música titulada "Dios y Libertad". El 15 de septiembre de 1854, en el Teatro Santa Anna, que poco después cambió el nombre a Teatro Nacional, se interpretó por primera vez el Himno Nacional de México. La interpretación estuvo a cargo de una compañía italiana de ópera, dirigida por el maestro Giovanni Bottesini y fue cantado por la soprano Claudia Florente y el tenor Lorenzo Salvi.

1943 La versión del Himno Nacional de México completo fue publicada en la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales, y consiste en el coro y las estrofas I, V, VI y X. La modificación de la letra fue ordenada por el Presidente Manuel Ávila Camacho en un decreto impreso en el Diario Oficial de la Federación.

La letra oficial del Himno Nacional de México

HIMNO NACIONAL DE MÉXICO
Coro
Mexicanos, al grito de guerra
el acero aprestad y el bridón,
y retiemble en sus centros la tierra
al sonoro rugir del cañón.
Primera estrofa
Ciña ¡Oh patria! tus sienes de oliva
de la paz el arcángel divino,
que en el cielo tu eterno destino
por el dedo de Dios se escribió.
Más si osare un extraño enemigo
profanar con su planta tu suelo,
piensa ¡Oh patria querida! que el cielo
un soldado en cada hijo te dio.
Segunda Estrofa
¡Guerra, guerra sin tregua al que intente
de la patria manchar los blasones!
¡Guerra, guerra! los patrios pendones
en las olas de sangre empapad.
¡Guerra, guerra! en el monte, en el valle
los cañones horrísonos truenen,
y los ecos sonoros resuenen
con las voces de ¡Unión! ¡Libertad!
Tercera estrofa
Antes, patria, que inermes tus hijos
bajo el yugo su cuello dobleguen,
tus campiñas con sangre se rieguen,
sobre sangre se estampe su pie.
Y tus templos, palacios y torres
se derrumben con horrido estruendo,
y sus ruinas existan diciendo:
de mil héroes la patria aquí fue.
Cuarta Estrofa
¡Patria! ¡patria! tus hijos te juran
exhalar en tus aras su aliento,
si el clarín con su bélico acento
los convoca a lidiar con valor.
¡Para ti las guirnaldas de oliva!
¡Un recuerdo para ellos de gloria!
¡Un laurel para ti de victoria!
¡Un sepulcro para ellos de honor!

La letra completa del Himno Nacional de México

HIMNO NACIONAL DE MÉXICO - VERSION ORIGINAL
Coro
Mexicanos, al grito de guerra
el acero aprestad y el bridón,
y retiemble en sus centros la tierra
al sonoro rugir del cañón.
Primera estrofa
Ciña ¡Oh patria! tus sienes de oliva
de la paz el arcángel divino,
que en el cielo tu eterno destino
por el dedo de Dios se escribió.
Más si osare un extraño enemigo
profanar con su planta tu suelo,
piensa ¡Oh patria querida! que el cielo
un soldado en cada hijo te dio.
Segunda estrofa
En sangrientos combates los viste
por tu amor palpitando sus senos,
arrostrar la metralla serenos,
y la muerte o la gloria buscar.
Si el recuerdo de antiguas hazañas,
de tus hijos inflama la mente,
los laureles del triunfo, tu frente,
volverán inmortales a ornar.
Tercera estrofa
Como al golpe del rayo la encina
se derrumba hasta el hondo torrente
la discordia vencida, impotente,
a los pies del arcángel cayó.
Ya no más de tus hijos la sangre
se derrame en contienda de hermanos;
solo encuentre el acero en tus manos
quien tu nombre sagrado insultó.
Cuarta estrofa
Del guerrero inmortal de Zempoala
Te defiende la espada terrible,
Y sostiene su brazo invencible
tu sagrado pendón tricolor.
El será del feliz mexicano
en la paz y en la guerra el caudillo,
porque el supo sus armas de brillo
circundar en los campos de honor.
Quinta estrofa
¡Guerra, guerra sin tregua al que intente
de la patria manchar los blasones!
¡guerra, guerra! los patrios pendones
en las olas de sangre empapad.
¡Guerra, guerra! en el monte, en el valle,
los cañones horrísonos truenen
y los ecos sonoros resuenen
con las voces de ¡Unión! ¡Libertad!
Sexta estrofa
Antes, patria, que inermes tus hijos
bajo el yugo su cuello dobleguen,
tus campiñas con sangre se rieguen,
sobre sangre se estampe su pie.
Y tus templos, palacios y torres
se derrumben con horrido estruendo,
y sus ruinas existan diciendo:
de mil héroes la patria aquí fue.
Septima estrofa
Si a la lid contra hueste enemiga
nos convoca la trompa guerrera,
de Iturbide la sacra bandera
¡Mexicanos! valientes seguid.
Y a los fieros bridones les sirvan
las vencidas enseñas de alfombra:
los laureles del triunfo den sombra
a la frente del bravo adalid.
Octava estrofa
Vuelva altivo a los patrios hogares
el guerrero a contar su victoria,
ostentando las palmas de gloria
que supiera en la lid conquistar.
Tornáranse sus lauros sangrientos
en guirnaldas de mirtos y rosas,
que el amor de las hijas y esposas
también sabe a los bravos premiar.
Novena estrofa
Y el que al golpe de ardiente metralla
de la Patria en las aras sucumba
obtendrá en recompensa una tumba
donde brille de gloria la luz.
Y de Iguala la enseña querida
a su espada sangrienta enlazada,
de laurel inmortal coronada,
formará de su fosa la cruz.
Decima Estrofa
¡Patria! ¡patria! tus hijos te juran
exhalar en tus aras su aliento,
si el clarín con su bélico acento
los convoca a lidiar con valor.
¡Para ti las guirnaldas de oliva!
¡Un recuerdo para ellos de gloria!
¡Un laurel para ti de victoria!
¡Un sepulcro para ellos de honor!

Fuente:

Presidencia de la Republica – México lindo el mejor lugar para vivir y sentir
Wikipedia - La enciclopedia libre
Secretaría de Relaciones Exteriores