Bienvenidos a México

Leyenda El vaquero fantasma

Leyenda del Estado de Tabasco
Por: Justo Cecilio Santa Anna

"Se contaba que el vaquero fantasma era el alma en pena de un ladrón de ganado que arruinó a un viejo hacendado con sus robos, por lo que fue muerto de una lanzada por uno de los hijos del anciano arruinado, y se cuenta que desde la noche siguiente del trágico suceso, comenzó a recorrer las sabanas y los caminos solitarios el alma del muerto, tomando la apariencia de un jinete misterioso."

Con el tiempo, la leyenda se fue olvidando, casi nadie se acuerda de ella, pero la verdad es que el jinete fantasma continúa diariamente recorriendo todos los caminos de nuestra tierra. Unas noches ronda por la Región de los Ríos; otras, por la Chontalpa o la Sierra; y la mayor de las veces, por el Centro. De quienes se han topado con él, automovilistas, camioneros o motociclistas que viajan por las noches, muchos no han vivido para contarlo. Se dice que, de improviso, el jinete atraviesa la carretera o el camino, haciendo que el conductor del vehículo frene y, si viaja sobrio, al sobresaltarse exclame frases como: "¡Dios mío!", "¡Ave María Purísima!" o "¡Jesucristo mi salvador!", la cosa no pasa del susto.

Si por el contrario, maneja ebrio y al ver al jinete aquel, suelta toda clase de improperios y maldiciones, el vaquero fantasma se para frente a él con ojos centelleantes y carcajeándose en forma demoniaca, por lo que presa del terror el viajero acelera enloquecido, terminando su vertiginosa carrera contra un árbol u otro vehículo, perdiendo la vida.

Nadie lo ha visto, pero se asegura, que el vaquero fantasma se acerca al vehículo accidentado y se lleva en ancas el alma del fallecido. ¿Verdad?, ¿mentira? Pero, si usted tiene que viajar esta noche por carretera, es mejor que no tome y se encomiende a Dios, no vaya a toparse con él."

Fuentes:

libro "Tradiciones y leyendas tabasqueñas"