Bienvenidos a México

Leyenda La creación del Maguey

Leyenda del Estado de Hidalgo

En principio, Mayáhuel era una hermosa jóven que vivía con su abuela, una Tzitzímil(estrellas que intentan impedir que salga el sol).

En una ocasión, el Dios Quetzalcóatl la convenció para que bajase a la Tierra y se amaran, convertidos en las ramas de un árbol bifurcado.

Pero cuando su abuela se despertó y no vió a Mayáhuel, llamó a otras Tzitzímil, para que bajasen a la Tierra y le ayudaran a buscar a su nieta.

Cuando se acercaron, el árbol se dividió en dos, entonces la abuela, descubriendo a su nieta como una rama, la despedazó y dejó los restos para que fueran devorados por otra Tzitzímil.

Sin embargo, la rama en que se había convertido Quetzalcóatl permaneció intacta.

Cuando se alejaron, Quetzalcóatl tomó los restos de la joven virgen y los enterró.

De ellos, brotó la planta del maguey, de donde se extrae el pulque, usado en las ceremonias prehispánicas, como bebida ritual y ofrenda para los dioses.

Fuentes:

Leyendas de Hidalgo