Bienvenidos a México

Leyenda San Miguel Arcángel de Bacoachi

Leyenda del Estado de Sonora
Por: Prof. Manuel Sandomingo

Sucedió en tiempo de la guerra Apache cuando estos depredadores llegaban a los pueblos de Sonora haciendo desmán y medio, asesinando y quemando el templo y las casas, quedando totalmente desolados.

En una de estas entradas a San Miguel de Bacoachi, y al tratar de entrar al templo para quemarlo, tal como era su costumbre, se toparon con un guerrero que con espada en alto derrotó a la horda de salvajes quedando el atrio lleno de cadáveres del invasor. Nunca jamás los apaches pretendieron invadir nuevamente el pueblo de Bacoachi, al cual respetaron enormemente pues el miedo no anda en burro.

Cuando las autoridades levantaron los cadáveres se dieron cuenta de que uno de los apaches estaba mortalmente herido, pero tuvieron la oportunidad de preguntarle que si qué había pasado ya que nadie en el pueblo daba crédito de semejante carnicería.

El apache en sus pocas palabras que sabía del castellano mencionó que un guerrero con una espalda en alto con alas muy grande en la espalda volaba de aquí para allá acertando certeros golpes en la humanidad de los temidos apaches; por lo cual los que pudieron salieron como alma que llevaba el diablo, pues de lo contrario aquél guerrero alado hubiera dado cuenta de todos los indios nómadas depredadores que azolaban a la provincia de Sonora.

Todo el pueblo se congregó en el templo para venerar a San Miguel Arcángel, patrono del lugar, ya que sin duda él y nadie más pudo haber sido el que los defendió de los apaches no permitiendo fuera profanado el templo.

Desde entonces durmieron confiados en que con semejante guardián nadie osaría acercarse a hacerle daño. Como así ocurrió pues no se volvió a tener noticia de otra entrada de los bárbaros.

Fuentes:

Sonora Magica