Bienvenidos a México

Leyenda Vibora Blanca (Iztac Coatl)

Leyenda del Estado de Puebla

En el año de 1495 en la época previa de la conquista y a la llegada de los españoles, junto con los frailes que venían evangelizando, imponiendo una nueva cultura afinaron el nombre de Cahachahuantla como Iztacuatepec.

Antes de la conquista, el Iztac Coatl fue venerado por los pobladores de Iztacoatepec, haciéndole una gran fiesta colocando ofrendas y presentes sobre el coatetl como agradecimiento de los bienes y parabienes del presente y del porvenir de este paradisiaco lugar. El Iztac Coatl se marchó en plena fiesta de veneración, esto sucedió en el año de 1490, el motivo fue porque los habitantes de Iztacuatepec habían excedido la celebración llegando a tal grado de que en lugar de tronar cohetes, fabricaron "cambras" y eso es lo que tronaron, el Iztac Coatl se espantó, salió de su nicho, se enrolló sobre el Coatetl y partió rumbo al poniente.

En la actualidad no se sabe nada de ello, solo rumores de que dicha víbora fue a parar a un cerro llamado San Agustín de la barranca en el municipio de San Agustín Metzquititlán en el estado de Hidalgo, donde según hoy en la actualidad existe la abundancia natural que en un tiempo hubo aquí y a partir de la partida de Iztac Coatl, los pobladores de Iztacuatepec le siguen venerando, con la finalidad de que regrese a este lugar, ya que hasta la fecha no lo ha hecho. El suceso más cercano a esta leyenda fue el día 2 de enero del 2008, cuando en las comunidades circunvecinas cayó una nevada y en este pueblo de Chachahuantla no cayó ninguna pizca de nieve, por lo que se considera que la Vibora Blanca Iztac Coatl aún protege este lugar.

Fuentes:

Secretaría de Turismo del Estado de Puebla