Bienvenidos a México

Leyenda El tesoro de Borja

Leyenda del Estado de Chihuahua

El General Martínez, regreso a su pueblo derrotado, tras haber apoyado la retirada de los villistas, solo algunos siguieron contra Carranza. Este se refugió en la sierra de Santa Ana con un grupo de soldados.

Un día antes de recibir el documento que lo liberaba, le comento a su esposa que se sentía cansado y sus fuerzas flaqueaban, que el resto de sus días los dedicaría a ella y a su familia, pero si algo le pasaba le confeso que en un árbol donde antes reposaban, un tesoro oculto se encontraba, pero tenía que esperar a que los enemigos y la situación se calmaran.

En efecto la traición le aguardaba y se le torturaba para que confesara el lugar donde tenía el dinero de una hacienda saqueada, no confeso y murió; La esposa tal como se lo había indicado, espero un tiempo, pero para su sorpresa no encontró el lugar donde el tesoro se hallaba, enloqueciéndose para vagar por los pueblos como una piltrafa humana. Sus alaridos, como hijastros dolientes se escuchan en mucho kilometraje a la redonda por la serranía de Santa Ana, cada fin de año, fecha en que el General Martínez muriera apoltronado en la tierra de los adobes de unas tapias frías y sombrías...

Fuentes:

Servicios Educativos del Estado de Chihuahua