Bienvenidos a México

Leyenda de Agustín Lorenzo

Leyenda del Estado de Puebla

Esta leyenda es la representación de Agustín Lorenzo, legendario ladrón montado a caballo. La leyenda cuenta que, de origen humilde, desde niño recibió maltrato. Aburrido de estas anomalías decidió escapar a las montañas, encontrando en ellas diferentes indios con el mismo rencor, los llamados bandidos de río frío.

Liderando a estos forman su banda de asaltantes con la idea de recuperar la riqueza y vengar el maltrato recibido. Así emprendió su carrera delictiva, asaltando la diligencia por todos los caminos, sembrando el temor y odio de los ricos. En una de sus andanzas, este personaje conoce a la hija del corregidor (primer cacique de Huejotzingo), una dama distinguida de alta posición económica, hermosa mujer y atractiva belleza natural. Él se enamoró de ella perdidamente siendo correspondido.

Su romance empezó por medio de cartas amorosas, valiéndose del alcahuete, quien sería el encargado de llevar y traer el mensaje hasta consolidar su amor, culminando con el rapto de la bella mujer. Al escapar Agustín secuestró a un sacerdote, a quien llevó a la guarida llamada la cueva del zopilote. Agustín lleva a su pareja a la guarida donde el sacerdote se ve obligado a unirlos religiosamente en matrimonio. Al enterarse el corregidor mandó a sus tropas a la choza que había escogido como su delito de amor y por órdenes del corregidor fue quemado dicho jacal, pero Agustín Lorenzo es informado por sus secuaces. El alcahuete fue capturado y hecho prisionero por el corregidor para después ser colgado de un árbol. Es así como empieza una historia que se celebra año con año y perdura en nuestro carnaval.

Fuentes:

Secretaría de Turismo del Estado de Puebla