Bienvenidos a México

Leyenda La Casa de la Quemada

Leyenda del Estado de México
Fuente: Ángel Aguilar Escalona

Como otras ciudades coloniales, Texcoco tiene también algunos mitos y leyendas que evocan las creencias religiosas cristianas y los cultos prehispánicos que aún subyacen en la comunidad.

Entre estas narraciones se encuentra la leyenda de "La Quemada", referida al antiguo "Mesón de los Tres Reyes", inmueble ubicado en la esquina de Juárez y Morelos. Se cuenta que la cocinera de ese lugar tenía amores con un sacerdote, circunstancia que trascendió, y el populacho, enardecido, se dirigió a la casa donde se encontraba la mujer, quien, al escuchar los gritos se encerró y esperó. La multitud, al encontrar la casa cerrada, le prendió fuego y, cuando ésta se hubo consumido, se encontró en un rincón de una de las habitaciones a la sirvienta, cuyo cuerpo se encontraba herrado de pies y manos. Desde entonces el sitio es conocido como "Casa de la Quemada".

Se cuenta que en la Casa del Obraje ubicada en la esquina de las calles de Degollado y Allende, antiguas calles de Rosains y Cuarta del Caño, estuvo preso el capitán pirata Robert Barret, derrocado en Veracruz el 23 de septiembre de 1568, éste prestaba sus servicios al pirata John Hawkins; Barret permaneció en ese lugar por más de 4 meses para ser juzgado y después ejecutado en la ciudad de México.

Se dice que en esa casa, por las noches, en un enorme fresno que aún existe en la parte interior, se aparecía un charro vestido de negro con traje tachonado de plata; este personaje acostumbraba llamar o seguir a las personas que por las noches oscuras, a deshoras, se aventuraban a deambular por las calles de los barrios de San Juanito y la Conchita.

Fuentes:

Peñaloza, Inocente (1992), Mitos y leyendas del Estado de México. Toluca: Gobierno del Estado de México.