Bienvenidos a México

Leyenda El Cristo negro de Aconchi

Leyenda del Estado de Sonora

La leyenda que ha pasado de generación a generación relata la llegada del Cristo Negro al Templo de San Pedro y San Pablo en el municipio de Aconchi. Cuenta la leyenda que un día llego un Cristo blanco a Aconchi que estaba destinado para la iglesia de Arizpe pero los hombres que lo llevaban resolvieron descansar y pasar la noche en Aconchi. A la mañana siguiente no pudieron levantarlo para proseguir el viaje, así que decidieron dejarlo en aquel lugar donde permaneció hasta la época cristera. En aquella época la imagen fue quemada junto con otras más y solo quedó la cabeza, la cual fue recogida por un campesino que pasaba y que se quedó con ella.

Un nuevo cristo fue pedido a España y durante dos años estuvieron enviándolo y regresándolo, pues sin explicación alguna, se quebraba en el trayecto. Hasta que por fin un día llegó intacto a Aconchi pero para sorpresa de todos, no era del color que habían ordenado, sino que era el Cristo Negro de Esquipula. Figura que se conserva en el altar del templo hasta nuestros días.

Fuentes:

aconchiriosonora.blogspot.com