Bienvenidos a México

Leyenda El Callejón del Armado

Leyendas Urbanas

Leyenda de la Ciudad de Mexico

Cuenta la leyenda que entre los años 1624 a 1635 llegó a la ciudad un viejo mercader español de nombre Don Lope de Armijo y Lara, quien escogió por residencia una arruinada casona ubicada en uno de los callejones al oriente de la ciudad.

Hombre misterios este Don Lope, carente de servidumbre el mismo compraba sus dotaciones y aunque generoso en caridades, lo que lo caracterizaba es que en todo momento se le veía revestido de armadura y pertrecho hasta los dientes, por lo que se ganó el apodo de El Armado.

Fiel devoto Don Lope, se le veía todas las mañanas en el templo de San Francisco, donde permanecía en oración por largas horas. Pero en las noches más umbrosas, se le veía salir con rumbo desconocido hasta perderse entre las sombras; luego de la media noche regresaba y al parecer por el tintineo y el chirrido, depositaba dinero en un viejo baúl que mantenía escondido.

Leyenda el callejón del armado
Leyenda el callejón del armado

No tardó en levantar sospechas el misterioso proceder de Don Lope y ante las autoridades, las denuncias empezaron a llegar. El desenlace de esta historia no pudo ser menos fatal, colgado del balcón de su casa y pendiendo por el cuello, fue encontrado una mañana, el cadáver de Don Lope. Al registrar la propiedad, las autoridades encontraron gran cantidad de dinero y cráneos de hombres que presuntamente perecieron a manos de quien llamaban el armado.

Actualmente se llama calle de Pedro Ascencio pero por mucho tiempo a razón de esta historia, fue llamada El callejón del Armado. Ver: Otras Leyendas de la Ciudad de México

Fuentes:

Tomado del libro “Leyendas y Tradiciones relativas a las calles de México”, 1894, páginas 16 a 17.
Relatado por: Fernando Martinez