Bienvenidos a México

Leyenda Perritos colimotes bailarines

Leyenda del Estado de Colima

Ubicada en el tercer anillo periférico de Vila de Álvarez, en la salida hacia Comala, se encuentra la glorieta llamada "Perritos colimotes bailarines".

El Xoloitzcuintle es un símbolo prehispánico. En la Mitología azteca, se creía que los xoloitzcuintles acompañaban a las almas de los difuntos cuando viajaban al Mictlán, el inframundo, por lo que eran sacrificados y enterrados junto con los muertos a los que debía guiar.

Una leyenda menciona que Xolotl (dios azteca de la vida y la muerte) le dio al hombre un xoloitzcuintle como regalo, habiéndolo fabricado de una astilla del Hueso de la Vida, el hueso del que toda vida fue creada. Debido a esto era considerado sagrado por los aztecas, manifestándose esta adoración en muchas representaciones esculturales y pictográficas. El Xoloitzcuintle también es llamado perro pelón mexicano o perro azteca.

Es natural de México, originándose según algunos cálculos, hace más de tres mil años. Algunas culturas precolombinas adoptaron este perro, otras prefirieron consumir su carne como platillo.

Son buenos perros de compañía y guardianes del hogar, dependiendo del tamaño. A pesar de no tener una apariencia atractiva, el xolo es popular entre algunos por su inteligencia (es fácil de educar), su resistencia y su carácter amigable.

Aparentemente, aquellas personas que aprecian al perro como compañero fiel son las que le han dado una nueva ola de popularidad en la actualidad. Suelen ser muy deportistas, buenos vigilantes y singularmente tranquilos con la gente.

Fuentes:

Colima Travel