Bienvenidos a México

Leyenda El tesoro de la peña de Valle de Bravo

Leyenda del Estado de México
Fuente: José Castillo y Piña

Desde hace mucho tiempo se ha venido contando de generación en generación, y todas lo han creído al pie de la letra, que en la peña del Valle de Bravo hay enterrado un valiosísimo tesoro.

En tiempo de la Guerra de Independencia, los insurgentes perseguían a muerte a los españoles, quienes por lo general eran dueños de cuantiosas fortunas, extensos latifundios y ricas minas de oro y plata en completa bonanza. He aquí la historia:

En el Valle de Bravo, poseedores de una gran extensión de tierra, había unos españoles sumamente ricos y que, temiendo ser presa de los terribles guerrilleros, determinaron separarse de la Nueva España para encaminarse a su patria, pero antes de hacerlo enterraron una cuantiosa fortuna en la peña del valle.

Consumada la Independencia por el gran libertador Don Agustín de Iturbide, y cuando el país comenzó a vivir separado de la corona de Castilla, aquellos españoles que habían dejado sepultada enorme fortuna en la peña del valle enviaron a dos personas de su confianza a México para que encaminándose a la población del valle, buscaran en la peña aquel tesoro, y para que con facilidad dieran con él les dijeron que encontrarían como señal un enorme clavo.

Aquellos españoles llegaron a México, y ya en el pueblo del valle y más aún en la peña buscaron con todo empeño y gran tenacidad la fortuna oculta, pero nunca la encontraron porque jamás dieron con el enorme clavo que les habían dado como señal. Por lo tanto se tiene plena seguridad de que en los ricos del Valle de Bravo denominados la peña, permanece aún oculto aquel tesoro que dejaron escondido los riquísimos españoles.

Fuentes:

Peñaloza, Inocente (1992), Mitos y leyendas del Estado de México. Toluca: Gobierno del Estado de México.