Bienvenidos a México

Leyenda Un tesoro en el Sur de Jalisco

Leyenda del Estado de Jalisco

Vicente Colombo fue un bandido que habitó una región de Jalisco al pie de una bellísima montaña conocida con el nombre de Nevado de Colima, (aunque debería llamarse Nevado de Jalisco, por su ubicación).

Cuenta la leyenda de este hombre que hace varios siglos se dedicó a robar a las familias de los pueblos cercanos, quienes habían hecho su fortuna de forma ilícita. Colombo era secundado por una cuadrilla de bandidos, y el dinero y las joyas obtenidas de los atracos eran escondidos en una cueva que se localiza en los subterráneos del Nevado.

En una de esas trifulcas, el hombre vio a una mujer llamada Paula, de la que su corazón quedó prendado. Consciente de su condición de bandolero y sin saber si ese amor le era correspondido, entró por la fuerza a la casa de Paula, llevándosela para amarla y tratarla como una reina, pero una reina en jaula de oro, encerrada en la cueva del Volcán.

Más tarde Paula murió de una rara enfermedad, pero tuvo una hija de Colombo llamada María en quien él descargó la ternura y el amor reprimidos en toda su vida de bandolero. El profundo amor de Colombo hacia su hija, hizo que la violencia se hiciera presente entre el grupo, pues Andrés Patiño, uno de sus compinches, se enamoró perdidamente de María, amor que era imposible según Colombo, pues su hija merecía otra vida, casada con un buen hombre, respetable, por lo que buscó la forma de integrarla a la sociedad sin que nadie supiera que era La Hija del Bandido.

Colombo y Patiño pelearon por esta situación y en la balacera murieron los dos. Nada se supo más de aquella banda de ladrones y mucho se ha hablado de los fabulosos tesoros que se encuentran en los subterráneos del Nevado de Colima, a donde se han hecho varias excursiones en distintas épocas en busca de ellos. Se dice que quien encuentra el tesoro debe llevarse todo lo que hay en la cueva, de lo contrario no sale vivo de ahí.

Fuentes:

Muertelenta