Bienvenidos a México

La Inquisición en México

La Inquisición española fue establecida en la Corona de Castilla por orden de Isabel I con aprobación papal el 1 de noviembre de 1478 y en la Corona de Aragón por orden de Fernando II con aprobación papal el 17 de octubre de 1483. Fue instaurada como medio para establecer la unidad religiosa en los reinos, debilitar la oposición política a los reyes, acabar con la poderosa minoría judeoconversa y apoderarse de sus riquezas.

A partir de 1502 fijó su atención en los conversos del Islam y en la década de 1520 en los sospechosos de fomentar los dogmas del protestantismo. Al poco tiempo de ser establecida, el papado otorgo a los reyes católicos toda la potestad sobre el santo oficio, de esta forma la Inquisición española se convirtió en un instrumento en manos del Estado, aunque los clérigos, y predominantemente los dominicos, actuaron siempre como sus delegados.

En 1538 el monarca Carlos I estableció que en la Nueva España, la Inquisición no juzgaría a los indios ni a los mestizos y sólo castigaría a los europeos que conspiraran contra la Corona y la religión nacional profesando un falso cristianismo. Desde el descubrimiento del nuevo mundo, España prohibió que los judíos se instalaran en las colonias pero muchos lograron burlar la orden convirtiéndose al cristianismo y se trasladaron a América. La inquisición tenía como misión identificarlos, condenarlos y castigarlos.

Los inicios de la inquisición en México

Los datos referentes al inicio de las actividades de la inquisición en México permiten señalar que el Santo Oficio se introdujo de manera indirecta en la Nueva España a través mismo de los conquistadores y clérigos que los acompañaron. Recayó sobre estos, señalar y castigar los actos que atentaban contra la religión y la cultura católica en las tierras recién conquistadas.

Ya en 1520, aun antes de la caída de Tenochtitlan, el propio Hernán Cortés promulgó ordenanzas contra blasfemos y dictó reservas para la persecución de herejes. En 1530 fue entablado el primer proceso por idolatría por Nuño Beltrán de Guzmán en contra del Caltzontzin, señor del pueblo de los tarascos.

Fuente:

Destiempos
Monografias.com
Valle Najerilla