Bienvenidos a México

Provincia de Nueva Extremadura 1674

Nueva Extremadura era una región ubicada en el norte del Virreinato de Nueva España, que comprendía mayoritariamente Coahuila y Texas y pequeñas zonas limítrofes del actual Nuevo León. Después fue conocido el territorio como Provincia de Coahuila. Durante su existencia, su capital fue Santiago de la Monclova.

Cuando los conquistadores iniciaron la expedición del nuevo territorio en dirección al norte, se dieron cuenta que conforme más avanzaban, menos rastros de opulentas culturas indígenas y menos fértiles suelos encontraban, por lo que estas tierras fueron colonizadas más lentamente que el centro y sur del país. En 1577 llegan enviados del Virreinato de la Nueva Vizcaya a fundar la actual ciudad de Saltillo bajo el mando de Alberto del Canto. No es sino hasta 1598 cuando la villa de la actual Parras es establecida.

Los constantes ataques que las tribus nómadas infligían sobre los asentamientos de los colonizadores y misioneros ayudaron a retrasar el desarrollo urbano del territorio de Coahuila. Por lo que a finales del siglo XVII, el Virreinato decidió enviar presidios, es decir guarniciones de soldados, que protegerían los incipientes asentamientos y a los viajeros que exploraban las tierras más al norte del entonces territorio mexicano.

Desde 1644 la provincia dependía religiosamente del obispado de Guadalajara y en el aspecto político y militar del Virreinato y Real Audiencia. No se organizó administrativamente como provincia hasta 1674, año en el que se nombró para el cargo de gobernador a Antonio Balcarcel Rivadeneira y Sotomayor.

Dado el crecimiento de las misiones y de los presidios en la región, en 1687 el Virrey Melchor Portocarrero, con el consentimiento del Obispo de Guadalajara, Don Santiago de León Garabito, designó como Gobernador de la Provincia de Nueva Extremadura, al Capitán Alonso de León quien aceleró la pacificación de la provincia y fundó Santiago de la Monclova el 12 de agosto de 1689, en honor del obispo y del virrey.

A la ciudad de Monclova se le ha llamado el Ave Fénix porque es un pueblo que renace siempre, como lo prueban las varias fundaciones que se hicieron una tras otra a los largo de 112 años, comenzando el 25 de julio de 1577 por Alberto del Canto; 1582-85, Luis de Carvajal y de la Cueva; 1607 Pedro de Velada, 1643; Mateo de Arredondo, 1644; Martín de Zavala, 1674; Antonio Balcarcel, hasta la del 12 de agosto de 1689, que fue la última y única que perduró.

Fuente:

Gobierno de Coahuila