Bienvenidos a México

Reino de Nueva Viscaya 1562

Nueva Vizcaya fue la primera provincia en ser explorada y fundada en el Norte de México durante el Virreinato de la Nueva España. Ocupó el área actual de los estados mexicanos de Durango, Chihuahua, Sinaloa y parte del estado de Coahuila.

El gobierno real sobre las provincias del noroeste paso por múltiples vicisitudes y conflictos al iniciarse la colonización. En un principio correspondía al gobernador de Nueva Galicia la jurisdicción sobre este territorio y las tierras localizadas al norte de él, que apenas se empezaban a explorar. Pero cuando en 1562 Francisco de Ibarra obtuvo el cargo de gobernador de todos aquellos territorios que conquistara, los del noroeste quedaron sujetos al reino de Nueva Vizcaya; a excepción de la Villa de San Miguel de Culiacán que el conquistador respeto como territorio de Nueva Galicia.

En los años en que los españoles de la provincia de Culiacán a duras penas lograban sobrevivir, desde el centro de la Nueva España había surgido un movimiento expansionista hacia el norte motivado por los muy ricos hallazgos en Zacatecas de yacimientos de plata en 1546, por lo que pronto se pobló esa ciudad y un amplio territorio entre ella, México y Guadalajara.

Reino de Nueva Vizcaya
Mapa del Reino de Nueva Vizcaya

Un rico vizcaíno llamado Diego de Ibarra, quien hizo su fortuna en Zacatecas con las minas y la ganadería, reclutó un considerable ejército, bien armado, lo puso bajo el mando de su sobrino el joven Francisco de Ibarra y lo envió hacia el norte en 1554 con la misión de explorar la tierra, descubrir minas, fundar villas y evangelizar a los indios. Durante ocho años el joven capitán recorrió los territorios que hoy forman el estado de Durango y logró consolidar su poblamiento, por lo que fue nombrado gobernador de ese nuevo dominio español al que pusieron por nombre Reino de la Nueva Vizcaya y tuvo por capital la villa de Durango. Este reino nació al amparo del grupo político que dominaba en la Nueva España y fue creado, entre otros objetivos, para cercar a la Nueva Galicia por el oriente e impedir su expansión.

La expedición de Francisco de Ibarra tuvo consecuencias en la delimitación política de los territorios del noroeste, ya que quedó establecido que la provincia de Sinaloa, limitada al sur por el Río Mocorito y sin límites por el norte, pertenecía al Reino de la Nueva Vizcaya; la provincia de San Sebastián también fue incorporada al reino. Ibarra logró poner límite por el norte a la expansión de la Nueva Galicia, y dejó a la provincia de Culiacán separada por tierra del reino al que pertenecía.

Fuente:

SINALOA MX
Biblioteca Digital del ILCE
Imagen: Editada con base en «División política de México acta» de Sarumo74 - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY 3.0 vía Wikimedia Commons